Miércoles, 19 de octubre de 2016

Da clic para ver la imagen más grande.
STC/100/2016

 

TRES CONCIERTOS MUSICALES Y UNA FUNCIÓN DE CINE DOCUMENTAL, EN ESTACIONES DEL METRO


Las actividades culturales de este miércoles en el Sistema de Transporte Colectivo iniciaron a las dos de la tarde y concluyeron a las siete de la noche, lapso en el que hubo dos presentaciones de rock, una de jazz y otra de música clásica, así como la proyección de un documental de cine.

El grupo de “Astral Earth” llegó a la estación Zapata, Línea 12, con su rock progresivo y algo de jazz contemporáneo. Al ritmo de guitarras eléctricas, bajo, batería, teclado y sintetizador, sus cinco integrantes ofertaron su propuesta musical, que intenta, a decir de ellos, proyectar una idea fresca e innovadora en la música.

En la misma estación, a las tres de la tarde fue proyectado el documental “Salir”, acompañado de un cine-debate, en el que participaron autoridades de la Secretaria de Cultura capitalina, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) y del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal (IEMS). La proyección forma parte del mes del Trato Igualitario Enlace e Igualdad en CDMX.

Con entrada libre al Metrocinema, localizado en uno de los pasillos de Zapata, Línea 12, los usuarios conocieron este cortometraje que muestra una visión panorámica de los problemas a los que se enfrenta la comunidad LGBTTTI a partir de cuatro historias que cuentan el proceso de transición de la ingeniera Victoria Altair, el artista Thair Martínez, la estudiante de derecho Jessica Durán y un hombre anónimo de 42 años.

A las cuatro de la tarde, en San Lázaro, Línea B, el músico Daniel Corona presentó rock con guitarras distorsionadas y sintetizadores análogos, para ofrecer a los usuarios, “canciones con sonido fresco y caprichoso”.

Finalmente, en Chabacano, Línea 9, dos presentaciones musicales concluyeron la jornada cultural. A las 6:00 de la tarde “Sr. Swing” estuvo de nueva cuenta (el martes lo hizo en Zapata, L-12). Al sonido del clarinete, la guitarra, el bajo, las percusiones y el saxofón, los cuatro músicos de este grupo ofrecieron un breve repertorio de swing, un estilo de jazz que se originó en Estados Unidos a finales de los años 20’.

A las 7 de la noche, el octeto vocal Kay ‘Ha, que en el dialecto maya significa canto del agua, deleitó a los usuarios con música mexicana y latinoamericana, tradicional, popular y contemporánea, mediante una propuesta escénica innovadora e incluyente, ya que su actuación va dirigida, en especial, a la población de sectores vulnerables y en condiciones de marginalidad.

El ensamble está formado por jóvenes que estudian en la Facultad de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México y otros en la Escuela Superior de Música del Instituto Nacional de Bellas Artes.