Arqueologia en el Metro

 

 

Material Arqueológico Documentado

Se debe mencionar que el material que se muestra son unas cuantas piezas de todo lo que se ha rescatado, en contraste con las miles que debe haber en almacenes o bodegas. Ese material seguramente se compone desde pedacería de barro hasta piezas completas e importantes. Lo que aquí veremos son las están en exhibición en la Sala Mexica del Museo Nacional de Antropología. Sería imposible exponer todo el material y más fácil el que se construyera otro museo para tal fin. Mejor aún, el que a un futuro mediato viésemos una publicación con lo más importante de los hallazgos arqueológicos de todas las líneas del Metro, hecho por arqueólogos, historiadores y especialistas.

Este trabajo, desde mi trinchera, muestra lo que cualquier persona puede ver en el MNA y después consultar los tesoros que guardan sus bibliotecas para saber de qué están vestidas esas piezas. Aún así, un modesto límite no desanimó el entusiasmo.

 

De los primeros hallazgos en el año 1967 frente el ex convento e iglesia de Montserrat, hoy Museo de la Charrería en la esquina de Izazaga e Isabel la Católica, se localizaron osamentas, restos de muros, escaleras y cimientos de esa construcción.

sdf

Hallazgo de un Monolito en las Obras del S.T.C (Metro). Raúl Martín Arana. Boletín No. 30 del INAH.
Diciembre 1967. Págs. 19-23. Fotos del boletín y de archivo del autor.

 

~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~

Ex iglesia y convento de Montserrat. Se hallaron muros y escalinatas anteriores. Todo el conjunto fue recortado y la fachada de la iglesia se remetió 11 metros para ampliar la avenida Izazaga. En este lugar se encontró una pieza muy interesante.


Foto archivo del autor.

 

De la exploración del frente de esa iglesia, Raúl Martín Arana escribe:

“…se encontró una pieza muy importante que popularmente se le llamó “La Coatlícue del Metro”.

Salió de las excavaciones como un bloque de roca o cimiento de cal y canto común en el que no se apreciaba nada. Después de tres o cuatro días el camión de volteo retiró el escombro de la obra, incluyendo ese bloque, y lo llevó al tiradero de San Juan de Aragón donde se depositaba ese material para relleno.

Un tractorista, al acomodar el escombro para aplanarlo, removió el mencionado bloque y quedó al descubierto que se trataba de una pieza arqueológica. Se dio aviso al INAH y se recuperó para su limpieza y estudio”.

Ob. cit. Raúl Martín Arana Álvarez. Texto resumido.

Escultura de Tlaltecuhtli

Continúa que:

“La pieza está hecha en basalto de hornablenda, roca eruptiva negruzca. Tiene una altura de 93 cm. por 57 de largo y 37 de ancho, con un peso de 530 Kg. Está labrada por los cuatro lados y en la parte superior queda situada la cara y las manos. Un análisis iconográfico posterior identificó la pieza como Tlaltecuhtli, “Dios de la Tierra” y no como “Coatlícue”.

 


Ibíd . Texto resumido. Foto del autor. Sala Mexica.MNA. INAH.

 

Rostro, flancos y reverso

 

Fotos del autor. Sala Mexica. MNA. INAH.

 

~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~
Rostro, flancos y reverso

La riqueza iconográfica de esa pieza invita a mirarla con más detalle. En primera instancia se le conoció como “La Coatlícue del Metro” y después se le identificó con Tlaltecuhtli. Esto se debe a que tiene elementos simbólicos muy parecidos a otras esculturas mexicas, principalmente con la monumental Coatlícue.

Además, es de las pocas pieza en bulto, o tridimensional, pues normalmente se le esculpía en bajorrelieve. Frecuentemente se le encuentra oculta en la base de las esculturas: no se le ve por el carácter emblemático que le es propio.

 

Coatlicue

 

Tlaltecuhtli

Fotos del autor. Sala Mexica. MNA. INAH.


~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~

Bajo ese concepto, como “La Coatlícue del Metro” Doris Heyden escribió:

“Coatlícue era una de las designaciones de la diosa madre que procreó a los otro dioses (entre sus muchos nombres figuraba también el de Toci). Está asociada al cosmos –por ser madre del Sol, la Luna y las estrellas-, a la tierra, la fertilidad, a la vida y a la muerte… La cara de la estatua es la de Tlaltecuhtli, deidad de la tierra.


Las manos están levantadas a los lados de la cara y terminan en garras, que al mismo tiempo son cabezas de serpientes. Los ojos y colmillos labrados sobre las manos (que son los mismos de su lengua y la lengua del Sol), también se ven en los codos de la estatua y son elementos relacionados con el dios o monstruo de la Tierra”.

Comentarios sobre la Coatlícue Recuperada Durante las Excavaciones Realizadas para la Construcción del Metro. Doris Heyden. Anales del INAH. Época VII. Tomo II. 1969. SEP. INAH. Págs. 153-169. Resumen.

 

Con los ojos y colmillos se forma una rostro muy peculiar en la iconografía mexica y se le ve frecuentemente en las rodillas y los codos de las deidades, tanto en esculturas como en códices.


Detalles de Coatlícue y Tlaltecuhtli.
Fotos del autor. Sala Mexica. MNA. INAH.

 

~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~

Doris Heyden nos hace notar que la gargantilla que tiene Tlaltecuhtli es similar a la del pecho de la gran Coatlícue, sólo que “…el pendiente central no es un cráneo, sino un corazón que significa tal vez el centro del mundo…” Se refiere al collar que le circunda con “…cuatro manos y cinco corazones”.

 

El torso de Tlaltecuhtli y Coatlícue.
Ob. cit. Fotos del autor. Sala Mexica. MNA. INAH.

 

~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~

Otro rasgo comparativo es el “cinturón” que tienen las dos esculturas que en la parte posterior “…se cierra con un cráneo y seis cintas entrelazadas”, agrega Doris Heyden.

 

 

Ibíd. Fotos del autor. Sala Mexica. MNA. INAH. Texto resumido
~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~

“En la fiesta de Tóxcatl (celebración en uno de los meses mexicas ) la servilleta con que se cubría la ofrenda del tzoalli (masa), estaba decorada con huesos cruzados y calaveras. En las ceremonias de Huitzilopochtli, el tzoalli lleva la forma de huesos…” continúa y añade Doris Heyden que esta escultura no solamente está relacionada con ese dios “ … sino también con Coatlícue, pero más con Tlaltecuhtli”.

 



Ob. cit. Foto del autor. Sala Mexica. MNA. INAH.

 

La cara central de la Piedra del Sol o Calendario Azteca, es la de Tlaltecuhtli

En un trabajo posterior, Carlos Navarrete y Doris Heyden, retoman el tema de la identificación de Tlaltecuhtli, pero desde otro punto de vista. Refieren que “…la cara central de la Piedra del Sol es la misma que las representaciones de Tlaltecuhtli” aunque “...por lo general siempre se dibuja en la Piedra del Sol con una nariguera atravesándole la nariz, rasgo de Tonatiuh, el estado de deterioro del monumento hace difícil la afirmación categórica de la existencia del adorno”.

Hacen notar que en la Piedra del Sol “… las garras y colmillos y las pulseras de cuentas en cada lado de la cara, son las que encontramos en las esculturas de Tlaltecuhtli”. Agregan que en la Piedra del Sol “…es la Tierra que emerge del centro,con el rostro y las garras hacia arriba, tal y como se representa en la escultura del Metro a la que nos hemos referido”.

La Cara Central de La Piedra del Sol, una hipótesis.
Carlos Navarrete y Doris Heyden. Resumen. http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/pdf/ecn/158.pdf

.

 

Concluyen que “… el rostro esculpido en medio del Calendario Azteca, no es Tonatiuh sino Tlaltecuhtli, que irrumpe hacia arriba mirando al cielo de acuerdo con la verdadera posición del monumento y dedicado al Quinto Sol, el Sol de Movimiento de Tierra, Nahui Ollin o 4 Movimiento”, pues argumentan que ese monolito se usaba en posición horizontal como un cuauhxicalli (escultura-altar o escultura-recipiente).

Analizando la cara del monolito solar, le encuentran relación con otras deidades como madre y padre, la Tierra y el Sol , en cuanto a la unión de elementos masculinos y femeninos como una sola entidad, pero con las cualidades propias de Tlaltecuhtli.

Ob. cit. Resumen.

Rostro de la piedra solar y Tlalcuhtli

 

asd

Fotos del autor. Sala Mexica. MNA. INAH

~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~

El comentario anterior se alude por la opinión de que la cara central de la Piedra Solar es la de Tlaltecuhtli que se encontró en las excavaciones del Metro, que es el tema de esta documentación.

Como un dato complementario, se cita lo escrito por el Dr. Hermann Beyer que publicó en el año de 1921 con el título de “El llamado Calendario Azteca”, donde desarrolla un minucioso análisis de los elementos que componen este cuauhxicalli. Nos referiremos solamente a lo que describe sobre la cara y las garras de Tonatiuh.

Explica que la nariguera es uno de los detalles que le da identidad con esa deidad; además le encuentra similitudes con otras piezas por el pelo, la banda de piedras preciosas que tiene en la frente y las orejeras. Respecto a las garras que tiene a los lados, las identifica con las que tiene Xiuhcóatl, serpiente de fuego, que sostiene un corazón humano en una mano. Las garras del felino, sumamente estilizadas, muestran cuatro uñas como dientes de una cara y la otra uña es la quijada inferior, que se completa con un ojo redondo.

El Llamado Calendario Azteca. Hermann Beyer. El México Antiguo. Sociedad Alemana Mexicanista. T. X. México D.F. 1965. Págs. 134-256.

Ilustraciones tomadas de Hermann Beyer


Tonatiuh

 

 
Xiuhcóatl con Tonatiuh en sus fauces.
 
La cara y una garra de Tonatiuh en el Calendario Azteca.
Ob.cit

~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~


Foto del autor. Sala Mexica. MNA.INAH.

Eduardo Matos Moctezuma en su obra “Tlaltecuhtli”, coincide en varios puntos con la interpretación de Doris Heyden.

Mientras ella le da un carácter masculino a Tlaltecuhtli, “…por las piernas cruzadas”, Matos Moctezuma indica que es de sexo femenino, pues describiendo otras piezas similares, dice “… que todas portan falda de donde cae un trenzado y llevan el cráneo atado a la espalda o más bien a la altura de la cintura, …y debajo de él salen trenzas, lo que unido a la falda adornada con cráneos y huesos cruzados…elementos que portan las deidades femeninas terrestres como es el caso de la Coatlícue… ”.

Lo sugiere más el que tenga “…la cara viendo hacia el cielo” y que de “…la boca emerge un cuchillo o técpatl que tiene ojos y boca. En las coyunturas (codos y rodillas), lleva los conocidos rostros-garras”, como ya observamos en el material gráfico.

Tlaltecuhtli. Eduardo Matos Moctezuma. Resumen.
http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/pdf/ecn27/515.pdf



~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~

Agrega Matos Moctezuma que Tlaltecuhtli “… es la representación de la tierra como primer nivel de paso al inframundo” y “centro entre los niveles celestes y el inframundo”. Esta referencia se retoma textual en la explicación de otro Tlaltecuhtli que se identificó grabado en el fondo de una caja de piedra, tepetlacalli, que se puso como ofrenda en la pirámide de Ehéctal y que veremos adelante.

Matos Moctezuma concluye que existe un “parecido” de la cara de esta deidad con la cara de Tonatiuh de la Piedra del Sol, o Calendario Azteca, por la forma de la lengua que tienen que es un cuchillo de obsidiana, técpatl, lo que denotaría que la pieza que aludimos “…podría indicarnos que se trata de un Tlaltecuhtli en la media noche”.

Ob.cit

 



Foto del autor. Sala Mexica. MNA. INAH.


En busca de un gran centro ceremonial perdido

La construcción de las líneas del Metro, por su longitud, profundidad y constante crecimiento, han propiciado más descubrimientos que cualquier otra obra pública o privada. Si bien el Templo Mayor de Tenochtitlán y Tlatelolco son el corazón del pasado mexica, tal parece que en esas obras se abren más veneros de la historia de México.

Lo descubierto en el área de Pino Suárez para la construcción de las líneas 1 y 2, permitió conocer lo que fue un gran centro ceremonial y administrativo que existió en ese lugar.

Tenochtitlán estaba dividida en cuatro grandes territorios llamados “campan” con el recinto del Templo Mayor al centro. Cada parcialidad tenía  sus centros de gobierno, palacios, espacios ceremoniales y habitacionales, además de las tierras de cultivo. El que estaba al sureste, que es al que nos referiremos, tenía el nombre de Teopan. Dos de sus barrios tuvieron una importancia fundamental: Teocaltitlán y Cuezcontitlán.

 

Fray Diego Durán nos dice que la división de la ciudad obedeció a una orden que el dios Huitzilopochtli le comunicó a uno de sus sacerdotes:
“Di a la congregación mexicana que se dividan los señores, cada uno con sus parientes, amigos y allegados, en cuatro barrios principales, tomando en medio la casa que para mi descanso habéis edificado, y que cada parcialidad edifique su barrios a su voluntad”

La segmentación en cruz, de norte a sur y este a oeste, atravesando el recinto
del Templo Mayor, quedó así:


Moyotlan, hacia el noroeste
Atzacoalco, al noreste
Cuepopan, al suroeste
Teopan, al sureste

Historia de los Indios de la Nueva España. Fray Diego Durán. Edit. Porrúa. México, 1967. Pág. 377.

 

~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~

Rossend Rovira Morgado nos ilustra los campan o parcialidades en que se dividía La Gran Tenochtitlán.


Huitznáhuac: Ritual Político y Administración Segmentaria en el Centro de la Parcialidad de Teopan
(México-Tenochtitlán)
Plano de Rossend Rovira Morgado, reeditado. Págs. 41-64.
http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/pdf/ecn41/842.pdf

En la época de la colonia las parcialidades conservaron sus nombres pero anteponiéndoles nombres religiosos:

San Juan Moyotlan
San Sebastián Atzacoalco
Santa María Cuepopan
San Pablo Teopan

El Dr. Alfonso Caso delimita así el campan de Teopan: “Hacia el oriente con la actual avenida del Congreso de la Unión; hacia el norte con la calle de Guatemala y hacia el sur con la calzada de Chabacano. Hacia el poniente, lo que hoy es San Antonio Abad y Pino Suárez”. Aquí estaba situado el complejo arquitectónico de Ehécatl en el barrio de Cuezcontitlán. Diego Durán llama a este lugar Cihuateocalli, seguramente un nombre simbólico por encontrase ahí un templo de la diosa Toci que se descubrió en el año de 1963.

Los Barrios Antiguos de Tenochtitlán y Tlatelolco. Alfonso Caso.
Memorias de la Academia Mexicana de la Historia.
T. XV No. 1. 1956. México D.F.

 

~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~

Cada parcialidad estaba integrada por varios barrios. Los más importantes de Teopan se muestran en este plano de Rossend Rovira con las calles actuales. Aquí se encontraba Teocaltitlán con su centro ceremonial llamado Huitznáhuac. Su importancia radica en que fue un sitio primigenio fundado por los mexicas que Rovira comenta lúcidamente. A un lado estaba el centro ceremonial de Ehécatl, en el barrio de Cuezcontitlán.


Plano de Rossend Rovira Morgado, reeditado. Ob.cit.

 

Rossend Rovira escribe sobre la trascendencia del centro ceremonial de Huitznáhuac en el barrio de Teocaltitlán del campan de Teopan:

“En Teopan, el templo ceremonial principal era Huitznáhuac, donde hoy se ubica la iglesia de San Pablo el viejo.
La importancia del lugar, menciona Hernando de Alvarado Tezozómoc, es que en Temazcaltitlán Teopantlan, como se llamó originalmente este lugar, fue el sitio del primer asiento de los mexicas cuando fundaron Tenochtitlán y ahí vieron el águila sobre el tunal, datos que corroboran Fray Diego Durán y el Códice Aubín.

En 1560, el lugar era conocido como Teocaltitlán (Cerca del Templo), esos nombres contienen un sentido metafórico obvio por su valor histórico. En Huitznáhuac se llevaban a cabo importantes ceremonias rituales dedicadas a Huitzilopochtli y a una encarnación de Tezcatlipoca, el dios Omácatl”

Rossend Rovira Morgado. Ob.cit .Texto resumido.

~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~

Ubicación de algunos barrios de Teopan trazado sobre un mapa satelital de Google, basándonos en Rossend Rovira. El Templo de la diosa Toci se menciona más adelante.

 

Localización del
Centro Ceremonial Cihuateocalli
con los adoratorios
de la diosa Toci
y Ehécatl.

Localización de Huitznáhuac,
donde ahora está
la ex iglesia y
convento de
San Pablo el viejo.

 
asddasCuezcontitlán
Teocaltitlán
   Tozantitlán
 

 http://maps.google.com/maps?ftr=earth.promo&hl=en&utm_campaign=en&utm_medium=
van&utm_source=en-van-na-us-gns-erth&utm_term=evl

 

~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~
Jordi Gussinyer, el arqueólogo a cargo de las excavaciones de esa zona, publicó esta ilustración que muestra el potencial de los restos arqueológicos detectados hasta ese momento.


Hallazgos de Estructuras Prehispánicas en el Metro. Jordi Gussinyer. Boletín del INAH No. 34.
Diciembre 1968. Págs. 15-18.

 

~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~

En las excavaciones iniciales Gussinyer encontró los restos de una pequeña pirámide sobre la calle de Izazaga, lado norte, hacia la esquina de la avenida Pino Suárez, donde se construyó un acceso de esa estación de la línea1 y nos relata:

“La pirámide era una plataforma baja sobre tres estructuras anteriores, cada una con escalinatas y alfardas. Las ofrendas contenían huesos de loro, ganso, guajolote, restos de braseros y cerámica mexica de diversas épocas”.

Comenta que estaba bastante destruida.

Ob. cit. Texto resumido. Plano de Gussinyer.

 

 


Plano de Gussinyer. Ob. cit.

 

Ubicación del Predio

Fotos Archivo de la Dirección de Estudios Arqueológicos, DEA. INAH.